“Medicina del Futuro”, una jornada para estudiantes de medicina sobre la investigación científica de vanguardia

Con la participación de expertos investigadores se realizó la Primera Jornada sobre “Medicina del Futuro” para estudiantes avanzados de medicina organizada por la Fundación INFANT, que contó con el apoyo de la Fundación Bunge Born y el Instituto Baikal.

El sábado 24 de noviembre, en el Instituto Baikal, destacados investigadores del CONICET, la Fundación INFANT, y de las universidades de Alabama, Pittsburgh, Vanderbilt y de Buenos Aires expusieron los resultados y perspectivas de la investigación científica de vanguardia, a través de charlas y debates, a estudiantes de tercero a sexto año de medicina.

Los doctores e investigadores Fernando Polack, Jorge Geffner, Mauricio Caballero, Damián Alvarez Paggi, Gastón Ofman, y Romina Libster hablaron a los estudiantes acerca de los temas más variados y destacados sobre el futuro de la medicina, y la importancia de la investigación científica para el avance de la salud a nivel local y global. La medicina personalizada; genética y el medioambiente; la inmunidad colectiva; la mortalidad infantil y pobreza; avances en inmunidad y medicina; cómo cambia la medicina con la inteligencia artificial; evaluando nuevas drogas en el mundo; cómo planear una carrera en investigación; cuáles son los límites médicos de la viabilidad de los recién nacidos fueron, entre otros temas importantes, motivo de reflexión y de debate entre los disertantes y los alumnos.

El doctor Jorge Geffner, investigador del CONICET y profesor titular de la UBA, destacó durante su charla tanto los avances como las nuevas investigaciones en la inmunidad y la medicina, tales como: los biomarcadores, la inmunoterapia para los tumores cancerígenos y otras patologías, la medicina personalizada, el asma, sepsis y el envejecimiento. Por otra parte, la pediatra e investigadora de la Fundación INFANT y el CONICET, Dra. Romina Libster, hizo hincapié en la importancia de la vacunación: “Vacunarse no es sólo un derecho, es una responsabilidad y un acto solidario para la humanidad. Hace más de 50 años, las pandemias mataban millones de personas en el mundo y hoy, gracias a las vacunas, se salvan anualmente millones de niños, adolescentes y adultos”.

Uno de los temas más importantes de la jornada, “Mortalidad infantil y Pobreza”, estuvo a cargo del doctor Mauricio Caballero, médico pediatra del Hospital Sor María Ludovica de La Plata e investigador de la Fundación INFANT, quien comentó que “desde hace más de 15 años, el principal foco de trabajo de investigación en INFANT- que cuenta el apoyo de entidades de renombre internacional como los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH), la Fundación Bill & Melinda Gates, diversas entidades europeas, y el CONICET”-, son las enfermedades respiratorias (IRAB) de la infancia, la principal causa de muerte infantil y pediátrica en la Provincia de Buenos Aires (PBA), en la Argentina y en el mundo. De acuerdo con las estadísticas brindadas por Caballero, la distribución de la mortalidad infantil en el mundo no es equilibrada: el 99% de las muertes de niños menores de 5 años en todo el mundo ocurren en países no industrializados, más precisamente en regiones de bajos ingresos de países de ingresos medios. Particularmente, en el conurbano bonaerense, la Fundación INFANT detectó además una grave realidad en la salud pública local: “gran cantidad de los bebés suelen morir por IRAB en sus hogares, sin atención medica. Estas limitaciones impiden una caracterización completa de los factores de riesgo asociados con muerte por IRAB”, aseguró Caballero.

El doctor Fernando Polack, director científico de la Fundación INFANT, basó su charla en los nuevos avances e investigaciones en genética y medioambiente. Una de las frases más destacadas de su exposición es que “los seres humanos actuales tenemos los mismos genes que nuestros antepasados de la prehistoria, sin embargo, no vivimos ni nos alimentamos naturalmente como ellos, lo que repercute negativamente en nuestra salud. Asimismo destacó que investigaciones destacadas confirman “que los niños que viven en ambientes rurales son más saludables que aquellos viven en las ciudades, y que los menores que tienen muchos hermanos y perros son menos propensos a contraer enfermedades”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *