INFANT investiga las causas de mortalidad de niños menores de 5 años en los lugares más pobres del conurbano

Qué hace que un niño sea más susceptible a enfermarse gravemente con bronquiolitis o incluso morir, que otro chico en un mismo barrio, incluso en una misma manzana, aún no se sabe. Cómo identificar a este grupo más vulnerable para protegerlo podría ser el principal aporte de un estudio que desde hace años lleva adelante la Fundación INFANT en las zonas más pobres del conurbano. 

La abrumadora mayoría de las muertes infantiles ocurren en los países en desarrollo y un número significativo de estas muertes ocurren en el hogar. Las muertes en el hogar a menudo se asocian con infecciones respiratorias agudas y suelen suceder en las poblaciones marginadas, donde las familias pueden no reconocer signos del problema en sus hijos o carecen de los medios para actuar frente a ellos.

Las acciones preventivas son difíciles de planificar porque los programas de salud pública carecen de información sobre la causa de muerte domiciliaria. Frente a esta realidad, la Fundación Bill & Melinda Gates confió en el trabajo que los investigadores de Fundación INFANT vienen realizando sobre este virus y otorgó un subsidio para estudiar el impacto de la bronquiolitis en bebés pobres del conurbano.

El programa arrojó un dato revelador: una elevada proporción de las muertes de bebés menores de un año ocurre en los hogares y nuestra hipótesis principal es que el causante es el virus de la bronquiolitis.

Este estudio fue publicado en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine y se determinó que los lactantes menores de 12 meses que fallecen en los hogares en temporada invernal duplican a las defunciones hospitalarias, lo cual motivó a realizar un estudio de casos y controles en los distritos de Lomas de Zamora y Florencio Varela.

En este trabajo se entrevistaron a familias cuyos bebés hayan fallecido en sus domicilios durante los años 2014 a 2016 y a familias de 2 cuadras a la redonda que tengan hijos de la misma edad. En dichos cuestionarios se recabaron datos ambientales, de hábitos de cuidado y biológicos.

Mediante este estudio se logró determinar que el 60% de las defunciones fuera de las instituciones de salud fueron por problemas respiratorios y que la población más vulnerable vivía en un 80% en villas y asentamientos. En cuanto a los factores de riesgo de mortalidad domiciliaria se identificó que el hacinamiento, la vacunación incompleta para la edad, los antecedentes de patología neonatal y la falta de visita a la guardia durante el evento que desencadenó la muerte fueron significativos en el análisis estadístico multivariado.

Futuros abordajes:

  • Estamos elaborando de un puntaje de detección precoz de niños en situación de vulnerabilidad extrema y riesgo de vida en el conurbano bonaerense.
  • Se encuentra en etapa de aprobación la extensión del estudio para certificar la causa de muerte domiciliaria, mediante un análisis combinado anatomo-patológico, molecular y de entrevistas domiciliarias.

El estudio recibió una extensión del subsidio de la Fundación Bill & Melinda Gates hasta el año 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *