Circulan hasta 7 tipos de virus que provocan males respiratorios

Clarín – Por Valeria Román.
El 16,3% corresponde a Influenza A H1N1, causante de la Gripe A.

El virus de la gripe A (H1N1) que produjo la pandemia mundial en 2009 y aún circula se lleva toda la atención y despierta temores. Pero lo cierto es que ese virus tiene una circulación minoritaria en el país, si se tiene en cuenta a los otros gérmenes que causan gripes o resfríos. En total, hay 7 virus respiratorios en circulación, según el área de vigilancia de la dirección de epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación.

En base al análisis de 5.278 muestras de casos de personas con síntomas respiratorios, se detectó que sólo el 16,3% de los casos correspondían a la Gripe A (H1N1). En tanto, los otros dos tipos de virus de la gripe que también circulan estaban presentes en menor proporción. El 3,5% de las muestras contenían el virus de la Gripe A H3 (que es el estacional) y el de la Gripe B en el 0,64% de los casos. Hubo también un 5,91% de muestras de Gripe A que no fue subtipificado (esto es, no se identificó cuál de los tipos A era).
“La situación de la gripe en la Argentina es normal. No hay más casos que el año pasado. Lo importante es que se vacunen las personas que están en mayor riesgo de sufrir complicaciones si se infectan con el virus de la gripe”, comentó el infectólogo Daniel Stamboulián, presidente de la FUNCEI.
En tanto, el virus sincicial respiratorio –que causa la bronquiolitis en los menores de 5 años y resfríos en los adultos– es mucho más frecuente. Fue identificado en el 54,7% de las muestras. Es decir, el virus sincicial gana por mayoría.

“Es el virus más dominante en esta época del año en la Argentina, pese a que quizá mucha gente no lo identifica”, dijo a Clarín Fernando Polack, director ejecutivo de la Fundación Infant en la Argentina, quien fue reconocido como “mejor investigador pediátrico del año en 2010 por la Sociedad de Investigación Pediátrica de los Estados Unidos.

En la Argentina, el 2,5% de los menores de un año se enferma por bronquiolitis cada año. Entre las situaciones que aumentan el riesgo, se encuentran: asistir a guarderías, estar cerca al humo del cigarrillo, tener hermanos en edad escolar, y vivir en condiciones de hacinamiento. Para prevenir la bronquiolitis, hay que evitar el contacto con personas resfriadas, manos, amamantar a los bebés, evitar el humo del cigarrillo, braseros y sahumerios, y recibir las vacunas correspondientes.